Skip navigation

Estoy impresionada, entiendo que los católicos fueron asesinados mientras se celebraba la Misa el sábado (31/10/2010) por la noche en la iglesia de Nuestra Señora de la Salvación en Bagdad. Los asesinos – extremistas musulmanes – mataron 58 fieles, algunos con bombas y otros directamente ametrallados a mansalva, entre ellos dos sacerdotes católicos uno de los cuales celebraba la misa.
(Me llama la atención la fecha que eligieron para la masacre)

Ese fue el ataque más espectacular, pero en días subsiguientes los terroristas mataron otros tres católicos de una misma familia y en su propia casa e hicieron estallar once coches-bomba en un barrio cristiano. Me asusta lo que sucede.

Según dijo un sacerdote católico,”el gobierno iraquí, puesto allí por los EEUU supuestamente para “restaurar la democracia”, en realidad no hace nada para proteger los “derechos humanos” de las personas perseguidas y asesinadas por su fe.

El sacerdote señala que para asegurar la paz y la supervivencia de la comunidad cristiana, los cristianos iraquíes deben ser reconocidos en la Constitución del país con igualdad de derechos que los musulmanes.

Dice que la violencia se ha incrementado desde que Estados Unidos dirigió la guerra contra el régimen de Saddam Hussein en 2003. Se estima que, desde entonces, el número de cristianos en la zona se ha reducido de entre 800 mil y un millón a casi la mitad, es decir entre 400 y 500 mil, aproximadamente el uno por ciento de la población total. De estos y tras los ataques, distintos grupos consideran la opción de emigrar.

Dice que, los cristianos están saturados de declaraciones a su favor y lo que exigen “son acciones concretas” y “medios eficaces para salvaguardar su seguridad: leyes, derechos, tal vez una autogestión geográfica autónoma (como un departamento) con garantías internacionales, presupuesto e infraestructura, sobre todo la garantía de la seguridad, como sucedió con Kurdistán”, no creen que deban salir del país, porque Irak es la patria de ellos.

“Todo Irak está indignado” por los ataques, dijo el Arzobispo Casmoussa, e indicó que en una reciente reunión con diversos líderes musulmanes, uno de ellos sugirió firmar una condena de “todo derramamiento de sangre, musulmana y cristiana” que debería leerse en todas las mezquitas.

Mons. Casmoussa también pidió que se continúen las investigaciones para dar con los autores de los brutales ataques.

El terrorismo es lo peor que puede suceder a un pueblo pienso yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: