Skip navigation

180910
 
BENEDICTO XVI "AVERGONZADO Y HUMILLADO" POR LOS CASOS DE CURAS PEDERASTAS.
 

Juan Lara Londres, 18 sep (EFE).- El papa Benedicto XVI manifestó hoy en Londres su "profundo dolor" a las víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes y dijo sentirse "avergonzado y humillado" por esos pecados, que calificó de "crímenes atroces".

Por segunda vez durante su visita al Reino Unido, donde también se han registrado numerosos abusos sexuales por parte de curas a menores, el Papa volvió a expresar su "tristeza" y condenar esos abusos "que tantos sufrimientos han causado a esos menores".

"Pienso en el inmenso sufrimiento causado por el abuso de menores por los ministros de la Iglesia. Quiero manifestar mi profundo pesar a las víctimas inocentes de estos crímenes atroces, junto con mi esperanza de que el poder de la gracia de Cristo y su sacrificio de reconciliación traerá la curación profunda y la paz a sus vidas", afirmó.

Benedicto XVI agregó: "reconozco la vergüenza y la humillación que todos hemos sufrido a causa de estos pecados".

El anciano Pontífice, que ha declarado "tolerancia cero" con la pederastia, hizo estas manifestaciones ante varios miles de personas que asistieron en la catedral católica de Westminster a la misa solemne que ofició, a la que acudió, entre otros, el arzobispo de Canterbury y primado de la Iglesia Anglicana, Rowan Williams.

El Obispo de Roma expresó su confianza en la sanación de las víctimas, la purificación de la Iglesia y la renovación de su "inveterado compromiso con la educación y la atención de los jóvenes".

El Papa Ratzinger agradeció los esfuerzos realizados para afrontar este problema "de manera responsable", y pidió a todos "que os preocupéis de las víctimas y os compadezcáis de vuestros sacerdotes".

Estas palabras fueron la continuación de las expresadas el pasado día 16 en el avión que le llevaba desde Roma a Edimburgo, cuando, por primera vez, reconoció que la Iglesia en su conjunto -los obispos y el Vaticano- no han sido suficientemente "vigilantes, veloces y decisivos" a la hora de afrontar los abusos sexuales a menores.

"Siento una gran tristeza porque la autoridad de la Iglesia no ha sido lo suficientemente vigilante, ni suficientemente veloz, ni decidida, para tomar las medidas necesarias", afirmó el Papa ese día, a la vez que desveló que para él conocer estos escándalos fue "un shock".

Tras insistir en que la Iglesia debe cumplir "penitencia" por lo ocurrido, aseguró que o más importante son las víctimas, a las que hay que ayudar para que puedan superar el trauma, recuperar la vida y la confianza en el mensaje de Cristo.

También dijo que a los curas pederastas, "esas personas culpables, hay que excluirlos de toda posibilidad de acceder a los jóvenes".

En Gran Bretaña han sido denunciados numerosos casos de abusos sexuales a menores y un grupo de esas víctimas han exigido a la Iglesia Católica que adopte "medidas" contra los agresores para "reparar" el sufrimiento que causaron.

También exigen que se entregue toda la documentación de esos sacerdotes a la justicia.

Además de los casos de pederastia, el Papa también lamentó hoy que el mundo vea el Evangelio "como un límite a la libertad humana, en vez de que "como la verdad que libera la mente del hombre" y animó a los laicos a llevar adelante la misión de la Iglesia.

"Uno de los más grandes desafíos que tenemos hoy es como afrontar y como hablar de manera convincente de la palabra de Dios a un mundo que demasiadas veces ve el Evangelio como un límite a la libertad humana, en vez de como verdad que libera a nuestras mentes e ilumina nuestros esfuerzos para vivir de manera sabia y buena como individuos y como miembros de la sociedad", manifestó el Papa.

Concluida la misa, el Papa saludó a varios miles de jóvenes, a los que animo a construir una sociedad basada en el amor y les exhortó a no caer en el egoísmo, la envidia y el orgullo, "que fácilmente pueden endurecer nuestros corazones".

Antes de la misa, el Papa se entrevistó con el primer ministro británico, David Cameron; el viceprimer ministro, Nick Clegg, y la líder de la oposición laborista, Harriet Harman.

Esta tarde participará en Hyde Park en una vigilia con motivo de la beatificación, mañana, en Birmingham del cardenal John Henry Newman (1801-1890), un anglicano que se convirtió al catolicismo y está considerado como uno de los "padres espirituales" del Concilio Vaticano II.

Numerosas personas se manifiestan hoy contra la visita del Benedicto XVI, al que acusan de ultraconservador y de haber escondido los casos de curas pederastas.

Por otro lado, la policía continuó hoy interrogando a los seis hombres detenidos ayer en Londres, sospechosas de preparar un "acto terrorista" durante la visita del Papa. EFE

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: