Skip navigation

100910
 

¿Por qué un pastor radical mantiene al mundo en vilo?

Terry Jones atiende a la prensa en Gainsville. | AFP

Terry Jones atiende a la prensa en Gainsville. | AFP

Christoph Driessen (dpa) | Colonia (Alemania)/Ga Pinesville (EEUU)

¿Por qué un fanático con 50 seguidores mantiene al mundo en vilo? La historia del pastor radical Terry Jones y su plan de quemar coranes es un buen ejemplo para analizar los modos en que se forma la opinión pública en la actualidad.

Casi nadie lo recuerda ya en la ciudad alemana de Colonia de los tiempos en que Jones formaba parte de la "Comunidad Cristiana de Colonia". La mayoría de los que lo conocieron afirma que era raro y en cierta medida siniestro. Pero nadie puede creer que este pequeño extremista tenga ahora la atención del presidente estadounidense, la Unión Europea y las Naciones Unidas.

Cuando Jones describió a Colonia, conocida por su carnaval, como la "puerta del infierno", nadie le prestó mayor atención. Pero si Colonia y otros innumerables temas permiten decir cualquier cosa, el islam es un tema especialmente sensible y dado a la agitación.

Basta con mirar diversos puntos de la actualidad: en Alemania un político desató un debate sobre la integración con controvertidas declaraciones; en Holanda la actualidad política gira en torno al islamófobo Geert Wilders, y Estados Unidos debate sobre una mezquita prevista cerca de la zona cero. Ello provocó una reacción inmediata de los medios.

Otro factor es la comunidad mundial en Internet, que con frecuencia difunde a millones de personas y con rapidez inédita acontecimientos de importancia regional. En el caso de Terry Jones, su plan de quemar ejemplares del Corán mereció en un primer momento una breve mención en una web de temas religiosos. Pero otros se hicieron eco del tema, que no tardó en llegar a emisoras como la CNN.

Ahora reaccionaron también los Estados islámicos: en Afganistán hubo protestas que se saldaron ya con un muerto y el comandante de las tropas estadounidenses en el país, David Petraeus, fue la primera persona de alto rango en hablar sobre el tema el pasado lunes, para condenar la acción.

Fue el último paso para que Terry Jones lograra repercusión internacional: si el comandante estadounidense en Afganistán tomaba postura, los periodistas no tenían otra elección que reflejarla y comenzó a funcionar la maquinaria mediática como si de un alud se tratara. Y no sólo periodistas, sino también políticos reaccionaron como si para ello sólo hubiera que accionar un botón: todos anunciaron su indignación.

Así el pastor de una comunidad local de los pantanos de Florida se convirtió en una figura cuyos pasos y apariciones siguen los medios de comunicación. Terry Jones podría ahora reunirse con un imam local y las cámaras de todo el mundo pasarían la noche intentando recoger una imagen como si se tratara de un nuevo acuerdo de Camp David.

A ello contribuye que en la concepción estadounidense, Jones no sólo representa a los 50 miembros de su comunidad, sino a muchos cristianos evangélicos. "Jones es un terrorista mediático", comenta el profesor Harald Wenzel, del instituto John F. Kennedy de la Universidad Libre de Berlín. "Ha puesto un marcha un proceso en el que morirá un gran número de personas".

Naturalmente el hombre no es tonto: "Puede tocar en el teclado de los medios", señala Wenzel, según el cual Jones utilizó ese poder para azuzar el odio y la violencia.

El experto lamenta que los medios lo ayuden en esa tarea: "Para hacer beneficios, los medios deben maximizar la atención". Algo que concuerda de forma macabra con lo que buscan los terroristas con sus acciones, alcanzar la máxima repercusión posible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: